¿Quieres recibir información de interés de la Parroquia?

Hoja parroquial, horarios, celebraciones, notificaciones…

Algunos milagros de San Isidro Labrador

La profunda vida de piedad que llevan Isidro y María, es bendecida por Dios con varios prodigios; entre ellos se cuenta la salvación milagrosa de su único hijo, de nombre Illán, que por un desgraciado accidente había caído en un pozo y gracias a las oraciones de sus padres salva milagrosamente su vida; y el paso a pie de las aguas del Jarama, con que Dios premió la pureza de María de la Piedad, desvaneciendo de esta manera las sospechas que algunos hombres perversos habían logrado suscitar en el corazón de Isidro.

También es conocida “la olla de San Isidro”. Se cuenta que cada año se organizaba una gran comida popular donde eran invitados los más pobres y marginados de Madrid. Sin embargo, en una ocasión el número de presentes superó lo previsto y la comida que habían preparado no llegaba ni a la mitad de los convocados. Isidro metió el puchero en la olla y la comida se multiplicó “milagrosamente”, hubo para todos y más.

Es una analogía del milagro de los panes y los peces de Jesús. Delante de su sepulcro se han postrado reyes; arquitectos le han erigido templos; poetas del Siglo de Oro español, como Lope de Vega, Calderón de la Barca, Espinel y otros, lo han ensalzado en sus versos.